El grano Arábica, es originario de Etiopía, país donde nació el café, la segunda bebida más consumida en el mundo. Esta variedad junto a la Robusta, es una de las más importante dentro de la caficultura pues, ambas representan el 99% de la producción mundial.

La cosecha del grano Arábica, se da en tierras que estén entre los 900 y 2000 metros sobre el nivel del mar, con una temperatura de 15° y 25° C, siendo esto la causa principal por la que esta especie de café contenga menos cantidad de cafeína a diferencia del Robusta que cuenta con 3% y 7%.

El Arábiga, como también se le conoce, representa el 75% de la producción mundial, y se cultiva en zonas de Asia, Centroamérica, Sudamérica y Este de África. Su variedad de matices y múltiples sabores que van desde lo frutal y floral, han cautivado a los paladares más exigentes. El grano Arábica, también es muy famoso por aportar una crema elástica, con altos contenido de azucares, grasas y proteínas.

Es importante destacar que los cromosomas son la carga genética, de qué color tenemos los ojos,  pelo… por ejemplo, los seres humanos tenemos 23 pares que da un total de 46. Pero ¿Qué tiene que ver esto con ambos granos? Resulta que el Arábica tiene 44 cromosomas superando así al Robusta que solo contiene 22. Esto significa que el grano Arábica es mucho más complejo por lo que tiene más aromas y sabores porque tiene el doble de Información.