Café fresco
Café

Frescura del café: ¿Por qué es tan importante?

¿A quién no le gusta beber una buena taza de café? Con la que podamos iniciar nuestra jornada o en cualquier ocasión y disfrutar de ese momento. Suave, dulce, amargo, intenso, con leche, con hielo, como cóctel…, de mil maneras. Pero ¿sabemos realmente mantener la frescura del café?  Una interesante pregunta que no se nos suele pasar por la cabeza y que a partir de ahora debemos prestarle mucha atención.

Por si no sabías, el café se oxida al tener contacto con el aire. En pocas palabras, debemos considerar varios aspectos para aprovechar el máximo exponente de calidad en nuestro café. Algo que podemos evaluar de la siguiente manera: El verde sin tostar, tiene una duración de 8 a 12 meses. El tostado sin moler, aproximadamente un mes, mientras que el molido es de 15 minutos.

Es preciso destacar que, una vez que el café está molido, hay más partículas en contacto con el aire libre. Esto provoca la aceleración exponencial de su proceso de oxidación. Por ejemplo, pasadas las 24 horas de ser molido, el café, ya ha perdido el 50% de sus propiedades organolépticas (aroma y sabor). Esto no quiere decir que, la bebida te va a sentar mal, pero su calidad desaparecerá. 

En internet podemos hallar un sinfín de tips y recomendaciones para conservar la frescura del café. No todos son ciertos y en vez de ayudarnos, pueden provocar daños y el resultado sería una bebida menos vibrante.

Afortunadamente, Incapto Coffee tiene todas las respuestas. Nos encargaremos de orientarte a partir de este momento, para que puedas almacenar el café correctamente, desde casa y por supuesto, mantener su frescura.

Envases de café

¿Por qué es tan importante mantener el café fresco?

Cada producto cuenta con un cuidado específico con el propósito de conservar sus propiedades. Por ejemplo, las carnes y el pollo deben guardarse en el frigorífico para evitar su deterioro. Lo mismo ocurre con el queso, mientras que otros productos como las frutas, lo ideal es colocarlas en un sitio con sombra y fresco. Como verás, hay muchos consejos que ayudan con la conservación de nuestros alimentos.

Tal como lo señaló en una oportunidad el ganador del campeonato mundial de catadores 2019, Daniel Hobart, el café tiene fecha de caducidad. Pero esto no quiere decir que nos enfermará, resultado una buena y mala noticia al tiempo. Debido a que, probablemente nuestra salud no corra riesgo pero tampoco es recomendable consumir un producto viejo.

Como verás, se trata de un producto muy delicado que requiere de cuidados específicos. Si lo pasamos por alto, ese café exquisito que estamos acostumbrados a disfrutar,  perderá su calidad óptima. Dando por resultado, una taza simple y menos deliciosa . Una señal típica del café oxidado y envejecido, la veremos justo al prepararnos un espresso. Aunque aunque cumplamos con todos los parámetros la crema saldrá blanca y no con esa tonalidad caramelizada.

Es preciso resaltar que, el café es un alimento que, al igual que el resto. Reacciona de forma negativa con el simple hecho de exponerse al aire libre, haciéndolo rancio y poco provocativo con el paso de los días.

¿Qué debo hacer para consérvalo correctamente?

Desde Incapto Coffee, te invitamos a cumplir con las siguientes recomendaciones. Con el fin de mantener intacta la frescura del café, correctamente y desde la comodidad de tu hogar.

Guarda tu café en el sitio correcto

Como lo hemos resaltado anteriormente, el almacenar el producto en el lugar ideal es la clave para conservar cada una de sus propiedades. Debido a que factores como la luz, la humedad y el calor, hacen que el café se ponga rancio con rapidez. Es por ello que nuestros expertos te invitan a guardarlo en un sitio fresco, oscuro y seco.

Seguro que te preguntarás: ¿Dónde debería colocarlo? Nosotros te recomendamos a ponerlo en un armario o despensa en caso de tener una. Se debe procurar que estos lugares estén los suficientemente apartados de una fuente de calor, por ejemplo, un horno.

También es fundamental mantenerlo alejado de especias o cualquier otro producto con olor fuerte. Por si no sabías, el café higroscópico, es decir, suele absorber todo lo que esté en su entorno, incluyendo la humedad, aromas y oxígenos.

El envasado

Cuando vayas a escoger un café, es importante fijarse con qué bolsa se ha envasado. Incapto Coffee, considera que la mejor opción es seleccionar un envase de válvula. El cual hace que el gas, propio del café tostado salga y no entre el aire para evitar  la oxidación. 

Si la bolsa no tiene válvula, es muy probable que el empaque tenga un pequeño agujero en algún lugar. Por donde saldrá gas y al mismo tiempo entrará oxígeno. 

Evita su exposición al oxígeno

Una vez que el paquete de café ya está abierto, trata de almacenarlo en un recipiente hermético para evitar que entre el aire. Con esto evitaríamos que se ponga rancio durante más tiempo.

Si el paquete donde viene el café cuenta con cierre hermético, será de gran ayuda. En el caso contrario, lo recomendable es almacenarlo en otro envase donde el producto no corra riesgos. Trata de expulsar todo el aire de la bolsa. Bien sea en su empaque original o uno nuevo, para que así quede el menor oxígeno posible dentro y no cause daños.

Incapto Coffee, no se detiene en demostrar su compromiso por el medio ambiente y en la correcta conservación del café. Es por ello que, nos encargamos de empaquetar cada una de nuestras especialidades, en bolsas que tengan las capas necesarias sin aluminio. Ayudando a mantener el producto en su punto óptimo, pero que al mismo tiempo no sean un problema a la hora de reciclarlas.

Tenemos como objetivo no apoyar el deterioro del planeta, por esa razón no utilizamos paquetes de 250g, sino únicamente de 500g y de 1000g. En caso de que te inclines por un envase de 1kg ,cada taza de café que hagas te saldrá más económica. Con esto se reducirían notoriamente los residuos que generabas anteriormente.

Otras de las recomendaciones a tener en cuenta, podría ser envasar el café al vacío. Un procedimiento que se puede hacer con una máquina especial que se encargan de extraer todo el aire, dejando un poco o absolutamente nada. De hecho, puedes optar por envases al vacío que se consiguen en tiendas online.

¡Muele una pequeña cantidad de café!

Conservar la frescura del café, es nuestra responsabilidad, y todo empieza desde el momento de la compra. Expertos en la materia, recomiendan a los amantes de esta bebida a comprar solo la cantidad justa. Es decir, solo la que vaya utilizar por al menos durante una semana. Ya que la mayoría acostumbra a comprar bolsas de gran tamaño, lo que hace que el café fresco permanecerá más tiempo sin utilizarse.

Café en grano y molido

Pero suele ser complicado conseguir packs de tamaño pequeño, ¡no te preocupes! La solución está en moler tu propio café. Un método que puedes hacerlo rápido y sencillo con la cafetera superautomática de Incapto Coffee, que puedes encontrar en nuestro catálogo de productos.

Saber la fecha de tueste es importante

A la hora de comprar el café, debemos verificar cuándo se hizo el tueste, seguro te preguntarás, ¿qué tiene que ver esto? Resulta que es la pieza clave para conservarlo mucho más fresco desde casa y consumir una bebida de calidad.

Una vez que el producto es sometido a este procedimiento, aparecen diversos gases entre ellos dióxido de carbono en la parte interna del grano. Es por ello que, es recomendable dejar reposar el café entre cuatro a siete días para que se desgasifique.

Por ejemplo, si quieres algo de calidad y de consumo inmediato, puedes comprar un café que haya sido tostado entre 8 y 21 días. Especialistas aseguran que podemos consumir y disfrutar al máximo de la frescura del café incluso hasta un mes después de la fecha de tueste. Esto no significa que pasado este tiempo no podrás consumirlo, al contrario, si es posible. Con la única diferencia que no será una taza de calidad. En Incapto Coffee, tostamos el café cada lunes para que nuestra clientela pueda disfrutar de un producto fresco y de calidad.

¡No lo guardes en la nevera!

Si eres de los que acostumbra a guardar el café en la nevera para “mantenerlo fresco” estas cometiendo un gravísimo error. Este actuará como bicarbonato de sodio, por lo que absorberá todos los olores de todo lo que lo rodea.

Así que si quieres disfrutar de una deliciosa taza, sin sabores desconocidos evita esto. Pero si lo colocas en el refrigerador, deberás extraerle el aire del interior del empaque. De no ser así tu taza de café tendrá sabor a gambas, carne, pollo o cualquier otro alimento que almacenes ahí.

Fuente:

Perfectdailygrin.com/es

Related Posts

Deja una respuesta