SOSTENIBILIDAD
INCAPTO

Una taza de café puede cambiar el mundo

Creemos en el impacto de cada acto, de cada decisión, de cada compra. Creemos que un gran cambio es la suma de pequeños cambios y por ello debemos ser conscientes y consecuentes con cada una de nuestras decisiones.

Sabemos el impacto que el café tiene en el medio ambiente, por cómo se cultiva, por lo que supone para el desarrollo de su lugar de origen y por cómo se consume.

Creemos que no cuesta nada hacer las cosas bien y sabemos que hay más gente que como nosotros le preocupa su entorno. Creemos en ponerlo muy fácil para que no haya excusas. Sabemos que esto es solo es el principio y que
una taza de café puede cambiar el mundo.

Comercio Sostenible

Todos nuestros cafés son de comercio directo, trabajando directamente con los agricultores. Contribuyendo directamente en las comunidades locales. Dando el máximo valor al productor, así como la mínima huella de carbono en el camino hacia usted.

Torrefacción Local

Como principio básico, hemos elegido hacer la torrefacción local. De esta manera, podemos evitar el transporte innecesario, además de tener la frescura más corta posible del grano a la taza.

Reciclaje de Café

Nuestro programa de reciclaje lleva el café molido de desechos inútiles a energía verde. El producto final es fertilizante y biodiesel. Este último como un sustituto verde de los combustibles fósiles.

Packaging Sostenible

Trabajamos con VMPET. Sirve como barrera contra la luz y el oxígeno, y a menudo se usa en lugar de aluminio, siendo más ecológico y fácil de reciclar al ser un sólo material. Ideal para la conservación del café. 

¡Olvídate de las cápsulas y no saber qué hacer con ellas!

Como estamos comprometidos con el medio ambiente hemos seleccionado un packaging que tengan las capas necesarias para conservar el café en su punto óptimo pero que no sean un problema a la hora de poderlas reciclar.

Las tres capas de nuestro packaging están hechas a base de plástico para que el proceso de reciclaje sea posible. El café, al orgánico, el packaging al plástico.

Cuando las bolsas llevan capas de aluminio, las plantas de reciclaje no pueden separar las capas y eso dificulta el reciclaje. Además, queremos reducir al máximo nuestra huella por esta razón no utilizamos envases de 250 gr., sólo de 500 gr. y de 1000 gr. Así, si normalmente utilizabas bolsas de 250g, estarás reduciendo a la mitad tus residuos comprando las de 500 gr. Y si te decides por el formato de 1 kg. verás que todavía te sale más económica cada taza de café a la vez que estarás reduciendo ¾ los residuos que generabas antes.